Entradas

Mostrando entradas de enero, 2010

Amanece en Barcelona

Imagen
El pasado sábado 16 de Enero decidí levantarme bien temprano para acudir al mirador de la Carretera de les Aigües para dejarme sorprender por lo que nos ofrece la naturaleza y que, muchas veces no nos detenemos a contemplarlo en toda su dimensión. Quería fotografiar el amanecer en Barcelona, observar y recoger con mi cámara las distintas tonalidades de luz que nos ofrece un día cualquiera. Quería descubrir qué se siente en un lugar así a esas horas tan tempranas. Quería disfrutar del momento, del dulce frio y gratificante vista. Fue sencillamente espectacular, único. En ese par de horas, estuve allí presente con Barcelona a mis pies, con el Mediterraneo que se desperezaba y con el despertar de la ciudad en la que he decidido quedarme y residir. Me sentí viva, valorando lo sencillo, lo habitual, lo que tenemos a mano y que además es gratis... Ese momento tuvo mucha magia por la fascinante combinación que se produjo entre silencio y luz, ¿qué más puedo pedir?

¡Bienvenido 2010!

Imagen
Hace unos días que empezó un nuevo año, el 2010, y siento que tengo un nuevo propósito con el que deseo hacer de mi vida una vida más rica y nutritiva. Con él:

quiero rescatar algunos momentos de mi día a día que me hacen disfrutar, soñar, reflexionar... en definitiva, que me elevan el estado de ánimo, me inspiran y me invitan a ser más consciente.

El domingo 3 de Enero tuve la oportunidad de gozar de algunas pequeñas cosas bien valiosas para mi. Estuve en Albet, pueblito perdido en el Pirineo cercano a la Seu d'Urgell. La mañana fue algo deportiva aprovechando la nieve que nos ofrecía la estación de esquí de SantJoan de l'Erm, hicimos uso de nuestras raquetas y decidimos realizar una pequeña excursión por la zona. La sensación que más recuerdo es el sonido crujiente de la nieve virgen cuando recien la pisas. Me gusta esta sensación porque por un momento "siento que estoy dejando huella", en el sentido de que dejo un recuerdo en algo o en alguien que jamás podrá olvida…