Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2010

El lenguaje de las emociones

Imagen
Ayer, sábado 27 de Marzo, tuve una experiencia excepcional con personas excepcionales que me despertaron un cúmulo de emociones que quiero rescatar en este cuaderno de reflexiones, con el objetivo de tomar conciencia de mis propias sensaciones, y seguir saboreando este momento tan especial que tuve la oportunidad de vivir ayer.
Andoni Zubizarreta, compañero y amigo, y yo habíamos sido invitados a comer por Eduardo Punset y por su hija, Elsa, a su masía del Ampurdan, tras el encuentro fugaz en el AVE que habíamos mantenido hacía un par de meses con el mismo Eduardo.
En principio, mi curiosidad y mi deseo por conocer a esta familia tan singular, eran muy grandes. Días atrás mi imaginación volaba, me llevaba a pensar en lo que podría suceder, lo que allí nos encontraríamos, en el entorno, en el momento, en la conversación... mis emociones eran muchas y varias, pero con toda seguridad puedo decir que la ilusión y la alegría, eran las más destacadas.
Durante el camino hacia Fonteta, Andoni y…

¿Qué es el éxito?

Imagen
El fin de semana pasado fue para mi muy muy especial. Estuvo lleno de aquello que más me gusta hacer: fotografiar la naturaleza. Estuve con Ivet, mi compañera del alma, en el Parque Nacional de Aigües Tortes i Estany de Sant Maurici, en el Pirineo Catalán, disfrutando de un tiempo excepcional y de unos paisajes nevados y frios llenos de significado y de silencio. Naturaleza en estado puro, desbordante y generosa. Espléndida y llena de posibilidades. Sólo necesitaba mi cámara y un buen equipo para abrigarme y poder caminar por la nieve y el hielo. Así lo hice. Mis ojos, mi intuición, mi capacidad de observación y algo de técnica hicieron el resto.

Estando allí mi mente desconectó de lo habitual. Mis pensamientos emigraron a otro lugar alejados de mi día a día laboral. Mis emociones se transformaron. Mi cuerpo me acompañó sin pereza. Todo se paró... y entonces fui consciente de que aquello me hacía feliz, que no necesitaba más para sentirme bien.

¿Y si fueran este tipo de acontecimientos …