"Sé el cambio que quieres ver en el mundo"



Maribel Martinez de Murguia Blog

La frase que titula esta nueva entrada es de Gandhi y me parece una de las frases más inspiradoras de las que he leído.

Hoy quiero detenerme en ella y profundizar en su contenido porque, desde mi punto de vista, tiene mucha enjundia al impactar de frente en cada un@ de nosotr@s.

Para comenzar es una invitación, sí, pero con tono imperativo. Esto, para mí, significa que el cambio, o más bien la transformación, pasa en primer lugar, y de manera irremediable, por un@ mism@. Es una mirada comprometida y de auténtica responsabilidad. Es implicarse con lo que de verdad es importante. Es también una mirada libre porque en la elección de cada un@ está el hacer algo o no. Pero eso sí, el foco, con esta frase se dirige a cada uno de nosotr@s porque somos los actores y actrices principales de esta película.

Ya no es suficiente, ni siquiera responsable, y mucho menos maduro exigir "al mundo", sea "el mundo" que sea, que haga cambiar las cosas. Que sean los demás los que se muevan. Ya no toca mirar para otro lado. Ya no pasa por ahí porque sencillamente es muy posible que nada cambie. 

Esta frase alude a nuestra voluntad porque efectivamente es una cuestión de actitud pero también de convencimiento de que eres el auténtico protagonista de tu propia vida. Eres tú quien decide el camino, el cambio que quieres, no es la vida quien te obliga a cambiar.

Es una llamada a la unidad y también a la revolución social porque pequeños cambios de much@s provocarán, probablemente, una transformación social.  

Por todo ello, ¿qué es algo que quieres que cambie?, ¿cómo estás de comprometid@ con ello?, ¿qué estás haciendo para que suceda este cambio?

La foto que hoy os ofrezco me conecta con el cambio que el agua, gota a gota, es capaz de realizar. Su perseverancia y actitud determinada son la clave para transformar lo que se propone. Si a esas gotas se les suman muchas otras, entonces el cambio puede ser brutal, y si no que se lo digan a las cuevas plagadas de estalactitas y estalagmitas.





Comentarios

  1. Me gusta mucho esa frase de Gandhi y lo que me inspira. Siento que nuestra educación nos ha inculcado demasiadas veces la irresponsabilidad hacia nuestras acciones por cuanto que si no gustaban o tenían consecuencias desagradables, hemos sido castigados. Y eso nos ha ido haciendo perder nuestra capacidad para responsabilizarnos. Es más fácil echar la culpa al otro o, en general, a la sociedad, al mundo. Cada vez que nos decimos que "las cosas son así" nos hacemos víctimas y perdemos nuestro protagonismo, nuestra responsabilidad y nuestra elección. Por tanto, refrescar esta frase de Gandhi me conecta de nuevo con la posibilidad que todos tenemos al alcance de la mano y que no es otra que nuestra transformación personal.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El COMPROMISO es un gran acto de AMOR

La puerta al cambio: querer aprender

LA IMPORTANCIA DE “CREER y QUERER”