Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2017

RESPONSABILIZARSE es buscar soluciones no culpables

Imagen
La responsabilidad como valor universal tiene muchas aristas desde las que mirar. En esta ocasión quiero tratar este valor desde el acto de buscar soluciones y no culpables, implicándonos con la mejor de nuestras actitudes.

Responsabilizarse no siempre es fácil. Asumir y aceptar que algo no ha salido de la manera deseada o esperada y que hemos sido causantes de ello… es complicado.

Somos especialistas en “sacar balones” en “quitarnos el muerto de encima” desde el “sálvese quien pueda”.  Ya desde muy pequeños, y puedo verlo con mis propios hijos, nos protegemos de esta manera pensando que es la mejor solución, sin ser del todo conscientes del impacto que tienen este tipo de acciones en nosotros mismos y en la relación con los demás. Así lo resolvemos, o mejor dicho así nos defendemos porque, en general, en nuestra sociedad, por cierto poco consciente y escasamente madura, el error está penado con el castigo y no con el aprendizaje, y desde ahí, ¿a quién le gusta ser castigado?

Pero, ¿por …

El COMPROMISO es un gran acto de AMOR

Imagen
Yo definiría el compromiso como “la máxima voluntad de una persona por ofrecer su mejor versión” en cualquier rol que esté ocupando, sea padre, madre, hijo, pareja, amigo, jefe, profesional, compañero, cliente, proveedor, socio… y esa máxima voluntad significa ofrecer lo mejor que llevamos dentro desde los actos que realizamos. Cuando eso sucede, cuando de verdad ofrecemos lo mejor de nosotros, aparece el valor del compromiso. Si lo pensamos bien es un acto de generosidad y, por tanto, de amor.
Pero, ¿cuál es esa máxima voluntad? ¿cuál es su mejor versión? En mi opinión son preguntas de difícil respuesta y de difícil medición porque lo que para mí puede ser “lo máximo” o “lo mejor”, para otros no porque básicamente entran en juego las “peligrosas expectativas” desde los estándares de cada uno. Para resolver esta cuestión, una posibilidad que sería interesante es que te preguntaras lo siguiente: ¿estoy haciendo lo máximo que puedo?, ¿estoy “haciendo” realmente o estoy en la “intención”…

LA IMPORTANCIA DE “CREER y QUERER”

Imagen
Aprovechando el 25 aniversario de los JJ.OO. de Barcelona ’92 y la publicación de mi próximo libro, “Historia de un compromiso” donde narro la experiencia que tuve la oportunidad de vivir como miembro del Equipo Campeón Olímpico de Hockey Hierba, quiero ofrecerte, semana a semana, una serie de reflexiones que considero interesantes para perseguir el logro de nuestros propósitos.
“Creer y querer” son dos de los grandes verbos que sostienen cualquier proyecto que te propongas en la vida, para mí los más importantes, porque son los verdaderos activadores de tu talento y de tu energía, una vez que tienes definido tu “sueño”/visión.
“Creer y querer” son la predisposición al cambio. Si no crees y si no quieres será imposible lograr cualquier cosa de manera real y sostenida.
“Creer y querer” son una elección íntima, personal e intransferible. Significan renunciar a algo pero al mismo tiempo apostar, no de manera tibia sino desde el convencimiento de la decisión tomada.
“Creer y querer” te muest…